LA LAVANDA Y SUS PROPIEDADES

La lavanda es el aceite esencial mas versátil de todos. Posee un aroma fresco, floral y con un toque herbal que ayuda a calmar el sistema nervioso. Además, es un gran potenciador, que actúa sinérgicamente con otros aceites esenciales para potenciar sus propiedades. La cantidad de aceite esencial obtenido difiere según la especie, estación y método de destilación. Esta esencia se utiliza principalmente en industrias de productos de tocador y de perfumería y, ocasionalmente, en pomadas, etc., para enmascarar olores desagradables y para conciliar el sueño.

BENEFICIOS DE LA LAVANDA

La lavanda es un calmante natural para el sistema nervioso central, es por esto que funciona como analgésico para cualquier tipo de dolencia.
La cantidad de usos que tiene esta planta hace que sea muy común su utilización, además de la variedad de usos tópicos también tiene presentación en te e infusión.
La lavanda genera grandes cambios de manera interna y externa, que son tangibles y comprobables a lo largo del tiempo generando confianza en cada vez más usuarios que deciden utilizar esta planta para calmar distintos síntomas.
No solo contiene beneficios médicos sino también beneficios aromatizantes y cosmetológicos, la planta de lavanda tiene un agradable olor que puede esparcirse por todo un hogar.

¿CÓMO PREPARAR EL ACEITE DE LAVANDA?

El aceite de lavanda es el más utilizado gracias a sus diversos usos externos. Prepararlo no resulta tan tedioso como pueden decir. Vamos a explicarte paso a paso cómo prepararlo desde tu casa:
. Toma unas flores de lavanda y déjalas secar durante un día en un ambiente fresco.
. Para poder realizar este aceite necesitaremos un ingrediente más y es el aceite de coco.
. Una vez que has dejado secar las flores de lavanda, procede a machacar pero con suavidad recuerda que no queremos que sus propiedades
desaparezcan.
. Calienta a fuego lento el aceite de coco y une las flores ya machacadas.
. Deja hacer efecto por unas dos horas y cuela la preparación.

El tip para que perdure tu aceite de lavanda es guardarlo en un envase de vidrio y dejarlo en un espacio donde no le dé la luz.

Se dice que es el más utilizado porque las gotas diluidas en un poco de agua funcionan perfecto para: esguinces, torceduras, raspaduras, fortalecimiento de la piel y el cabello, comezón.

¡No os perdáis nuestro blog con todas las novedades!

Comentarios (0)

Artículo añadido a lista de deseos
Producto agregado para comparar

"Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies."